Durante los meses de verano, aumenta la temperatura en nuestras viviendas, comunidades de vecinos, casas de campo y/o negocios. Al igual que ocurre en épocas de bajadas extremas de temperatura, el calor también puede afectar a nuestras puertas automáticas y/o automatismos, pudiendo afectar a su correcto funcionamiento. Por lo tanto, desde GRB Automatics te damos algunos consejos para cuidar tu puerta automática en verano.

 

  • Si se recalienta el motor: es posible que si hace mucho calor y le está dando todo el día el sol, el motor de la puerta deje de funcionar, de forma ocasional. Esto es debido a un termostato, que es el responsable de controlar la temperatura, y que  salta al llegar a una temperatura concreta para evitar, de esta forma, el sobrecalentamiento.  Tan solo tienes que esperarte un poco a que el motor se enfríe, aunque las puertas automáticas de GRB Automatics ya incorporan mecanismos para evitar estos incidentes.
  • Lubrica las pare móvil de la puerta: para el buen funcionamiento de estas puertas automáticas, debes lubricar las partes móviles de la puerta. Las zonas más delicadas son  las bisagras, rodillos metálicos y pista.
  • Si vas a pintar la puerta: no lo hagas con el sol ni con las horas de más calor. Así evitarás que la pintura se rompa y no quede correctamente pintada.
  • Dilatación de materiales: otros de los problemas que puede generar las altas temperaturas en las puertas automáticas es la dilatación de los materiales. Si ves que se escuchan ruidos raros o ves que algo no funciona bien, ¡contacta siempre con nosotros! ¡También nos encargamos del mantenimiento de tu puerta y/o automatismos!

Éstos son solo algunos de los consejos para cuidar tu puerta automática durante los meses de verano, pero no olvides que en GRB Automatics estamos para ayudarte en todas tus dudas y que nos encargamos de que tu puerta automática esté correctamente en buen funcionamiento durante todo el año.