Cada vez tomamos más medidas para disminuir el gasto eléctrico, tanto por su encarecimiento respecto a años anteriores como a la concienciación por la defensa del medio ambiente. Por ello, desde GRB Automatics queremos darte una serie de consejos para que ahorres electricidad con tu puerta de garaje.

El primero de ellos, muy obvio, pero que no todo el mundo hace. Utilizar la puerta únicamente para el coche. Si es tu única opción para salir de tu garaje es esta puerta, puedes abrirla únicamente por la mitad. Si por el contrario tienes una puerta para peatones, procura salir por ella siempre. Esto no solo te sirve para ahorrar, sino también para cuidar el motor.

Si se trata de una comunidad, el tiempo para que la puerta empiece a descender suele ser muy reducido y aumentándolo un poco se podría llegar a reducir de una forma considerable el consumo. Si la puerta dura más abierta, en ese tiempo, además de que pasan más coches, se ahorra electricidad ya que el motor está parado.
Por otro lado el cuadro de la puerta automática consume muy poca electricidad, sin embargo muchos optan por desenchufarlo. Como consejo es no terminar con la comodidad que te da el automatismo.

Elegir un buen motor para tu puerta es uno de los consejos más importantes, teniendo en cuenta cuáles serán las funciones de la puerta y ahí es donde entramos nosotros. En GRB Automatics te ayudamos a elegir la puerta y el motor adecuado a tus necesidades. Te aseguramos que la instalación de una puerta es una inversión que te hará ahorrar a largo plazo siempre y cuando se sigan estos consejos.