En Alicante los veranos son muy calurosos, el sol deja caer sus rayos con fuerza hasta llegar a altas temperaturas, muchas veces difíciles de soportar. Todo lo que está expuesto al sol tiene el peligro de desgastarse y por lo tanto, estropearse.

pexels-photo-65977-large

Desde GRB Automatics nos estamos preparando para el verano y tú no te puedes quedar atrás. Siguiendo estos pasos asegúrate de que tu puerta automática este verano no sufra ningún percance debido a la climatología.

Cualquier sonido diferente de nuestra puerta automática nos asusta, no sabemos que sucede, ni como actuar.

Por ello, te recomendamos: 

  1. Si notas que tu puerta choca con al cerrarse y empieza hacer un ruido extraño,  debes de dejar una holgura de 1 o 2 cm en el cierre. Mueve el final de la carrera trasera para parar antes el motor.
  2. Cuando el motor llega a una cierta temperatura corta el suministro eléctrico, no vuelve a funcionar hasta que nos enfría el motor. Te aconsejamos: enfriarlo con ventilador externo o sí te sucede muy a menudo cambiarlo por uno que aguante más.
  3. Cuidado con los insectos, animales… Muchos insectos buscan calor, tu placa electrónica puede llegar a ser un lugar muy acogedor para muchos de ellos. Te recomendamos que selles la caja de la placa para evitar la entrada a cualquier insecto que pueda terminar con un elemento de tu puerta automática.
  4. El hierro se dilata con el calor, esto puede terminar por afectar gravemente a tu puerta automática. En el caso de que la puerta se estropeé, se tendrá que aumentar la holgura entre la hoja y el marco.

En GRB Automatics no queremos que llegues este verano a medio día a casa, cansado, después de una mañana dura de trabajo y tu puerta se convierta en un problema.

Noticias Toldos